MarquinettiLa pizza es alta cocina

Chef Jesús Marquina 02

Gustavo Adolfo Marquina

  • Chef en el Restaurante Marquinetti.
  • Instructor en la Escuela de Pizzeros Marquinetti.
  • Campeón del mundo en 2015: Campionato Mondiale di Pizza Piccante.
  • Subcampeón del mundo 2015 en elaboración de pizza.
  • Campeón Internacional a la Excelencia de sabor.
  • 3º del mundo en 2013.
  • Campeón del mundo a la Pizza Artística (calidad/presentación) en 2011.
  • Campeón absoluto en Acrobacia de Pizza.
  • 3º de España en Acrobacia de Pizza.
  • Record Guinness a “La pizza más larga del mundo”.

Con tan solo 13 años, quiso seguir los pasos de su padre, Jesús, y comenzó en el restaurante familiar. Para formarse y “crecer profesionalmente”, estudió en el I.E.S, Hotel Escuela de la Comunidad de Madrid. Más adelante comenzaría a ofrecer sus servicios en la Universidad Autónoma de Madrid, desde donde saltaría a las cocinas del dos estrellas Michelin Paco Roncero. Cuando en 2013, si pizza de polenta e higos fue proclamada en Roma tercera del mundo, al tiempo que su padre, Jesús, se proclamó de nuevo campeón del mundo, el competitivo Gustavo le dijo: "aunque estés en el podium, si no es el año que viene será al siguiente pero te voy a adelantar". En 2015, nuestro ya muy experimentado Gustavo, ha conseguido ya cumplir su desafío al ser proclamado subcampeón del mundo, y según baticinó, compartiendo de nuevo podium con Jesús, que se alzó con el bronce mundial. Al recibir el premio, el valiente Gustavo volvió a desafiarse a sí mismo: "el año que viene, primero y segundo, pero yo primero".
Pero además, también en 2015, en el 16º Campionato Mondiale di Pizza Piccante, ha conseguido el primer puesto, campeón del mundo de nuevo.
También recibió el 3º puesto de España en el 2000, en acrobacia de pizza y en 2011 fue proclamado campeón del mundo en Artístico “se valora calidad y presentación”, explica el joven cocinero. Su preparación y dotes de cocinero aplicadas a la pizza le han llevado a recibir de los italianos, como su padre, un honroso apelativo, "el Adriá de la pizza". Confiesa Gustavo,  que ve su futuro montando un negocio con su nombre, y con una propia personalidad en la cocina. Asegura haber heredado “la constancia y la responsabilidad” del mejor profesor que podía tener, su padre. 

Compartir

Marquinetti©2015 - Powered by nanel.net